.

.

jueves, 3 de enero de 2013

Estrellas estrelladas

Aún hoy, mientras los jóvenes jugadores del Gavà defienden la camiseta azulgrana sobre el campo, por las gradas de la Bóbila se recuerda la figura de jugadores de renombre que llevaron al Gavà a lo más alto que ha conocido en su historia. Los Álex García, Quino, Manga, Unai... se ganaron con creces un rincón destacado en la memoria del aficionado gavanense tras haber conocido las mieles de las categorías más altas del futbol español. 

Un buen pedigrí suele garantizar un buen contrato, sin embargo no garantiza un óptimo resultado. Eran otros tiempos, y el Gavà disponía de un presupuesto generoso para afrontar los fichajes arriba mencionados, pero también otros que en el plano deportivo fueron un estrepitoso fracaso. Hagamos un breve repaso a alguno de ellos:

Albert Aguilà

Nos remontamos a la segunda temporada del Gavà en 2ªB. El primer paso por el "mercado de invierno" anterior había sido todo un éxito. Las llegadas de "Los Beatles de Cádiz", Pino, Quino y Ortiz, y del vasco Kali Garrido, habían catapultado al Gavà hasta la 7ª posición en su estreno en la categoría, y la 96/97 se apostó por repetir fórmula para completar una plantilla corta:

Los fichajes de invierno: Aguilà, Costa, Manolo Baena, César Esteban, Lucas y Gonzalo

De entre todos ellos Albert Aguilà era la apuesta más seductora, aunque sería César Esteban, un central/medio centro que había disputado 7 partidos en 1ªDivisión con el Valladolid la temporada 1991/92 quién mejor rendimiento ofreció.

Aguilà llegaba al Gavà tras haber disputado 113 partidos en la 1ªDivisión (2 con el Real Madrid, 32 con el Logroñés, 56 con Osasuna, y 23 con el Lleida) logrando 17 goles, y siendo internacional por la Selección Española en todas sus categorías hasta la Sub-21. Se trataba de un gran golpe de efecto para encarar la segunda vuelta.

Su debut se produjo ante el Nàstic de Tarragona, jugando los últimos minutos de un partido que concluyó con derrota por 2-3. A priori su entrada en el equipo debía ser paulatina, pero acabó siendo muy lenta. Apenas disputaba los instantes finales de partido. Su primer y único gol llegó en la jornada 27, ante el Benidorm. Nada más saltar al campo Aguilà (al descanso) el Benidorm se adelantó con un gol de Ortega, pero el Gavà, pese a sufrir la expulsión de Pino, fue capaz de remontar con dos goles de Huertas, y un tercero de Aguilà en el minuto 89 de partido.

Aquel día se le abrió la puerta de la titularidad... que sólo le duró 3 partidos. Sus apariciones fueron tornándose cada vez más esporádicas y acabó despidiéndose del Gavà jugando 3 minutos en la última jornada de liga, cuando los gavanenses se impusieron a domicilio ante el Castellón por 1-3. Ya no volvería a participar en ninguno de los tres partidos de Copa Catalunya que restaban, y la temporada siguiente regresaría al Barbastro, para acabar su carrera en el Calahorra en 2001.

Martín Domínguez

Seis temporadas en 1ªDivisión (FC Barcelona, Osasuna), y 3 veces Internacional Español, avalaban a un Martín Domínguez que llegaba al Gavà procedente del Marbella de Jesús Gil y Slobodan Petrovic, un proyecto para quedar campeón en 2ªDivisión que acabó explotando por los aires. Su suerte no mejoró en Gavà.

El suyo era el fichaje estrella del verano de 1996, pero Martín Domínguez no llegaría a vestir la camiseta del Gavà en toda la temporada. Su bagaje, dos amistosos frente a Tortosa e Igualada, en el que se rompería el ligamento cruzado posterior, lo que le obligaría a pasar por el quirófano y perderse toda la temporada

El fichaje estelar de la 96/97 pasaba a ser la incorporación más importante del Gavà 97/98. Volvía a hacer acto de presencia en un par de partidos amistosos en la pretemporada... pero otra lesión le dejaba KO hasta noviembre de 1997. Debutaba con 33 años y 6 meses; 1 año y 3 meses después de su fichaje. Entró y salió del once condicionado por la larga inactividad; no cabía si no esperar un poco de suerte para la 1998/99... en la que volvió a lesionarse y estar ausente hasta noviembre. Aquella temporada sin embargo sí consiguió acabar como titular... pero el equipo descendió a Tercera. "El Internacional Martín Domínguez", como solía llamarle Albert Ruart en sus retransmisiones de Radio Sellarés, puso fin así a tres años de auténtica mala suerte como jugador del Gavà en los que solo pudo jugar 36 partidos de liga.

Jon Bakero

La temporada 98/99 el Gavà lavab la cara totalmente a su plantilla con pésimos resultados. Fue el año del desembarco de jugadores de L'Hospitalet (Víctor, Moreno, Vicente, Moisés), de los fichajes aconsejados vía representante (David Hornas, Infante, Johnny, el ex Atlético Madrid Rubén García...), del sueco Lass Ström, del cambio de entrenador (Llebaría dimitió y le sucedieron en el cargo Pepín Cabezas y Rodri)... en definitiva un año catastrófico a todos los niveles que se vio "recompensado" con el descenso a 3ªDivisión.

Cuando el desastre se consumó nuestro protagonista ya no figuraba en la plantilla. Jon Bakero es el hermano toda una leyenda, el ex jugador del FC Barcelona, José Mari Bakero, y llegaba al Gavà procedente del Málaga, tras actuar en los filiales de Real Sociedad y FC Barcelona, e incluso contar la confianza de Johan Cruyff en 8 partidos con el primer equipo (Amistosos y Copa Catalunya).


En el Gavà participó prácticamente en todos los partidos (14) hasta que en diciembre de 1998 decidió marcharse por sorpresa... al Venados de Yucatán Mexicano! Su hermano José Mari, había fichado por el Veracruz, también mexicano, un año antes. Jon Bakero ni marcó un solo gol, ni convenció a la afición gavanense, pero dejó una inolvidable actuación ante L'Hospitalet cuando saltó al terreno de juego en el minuto 76 de partido y tuvo tiempo de estrellar tres balones en el palo en tan solo un cuarto de hora.

Michel

En enero de 2004 el Gavà reforzaba su plantilla a bombo y platillo con el fichaje del gallego Michel, un centrocampista con experiencia en 2ªDivisión con el Atlético de Madrid B y el Sevilla (al cuál llegó en la "operación José Mari"), que había pasado por el Chaves portugués, y que al parecer provenía del fútbol chino (aunque nunca supimos a ciencia cierta en qué equipo había militado). 


Lo cierto es que la "estrella" nunca pasó de un jugador con calidad totalmente fuera de forma, que sobre el campo -lo poco que jugó- nunca transmitió la implicación necesaria para cambiar su situación. La gota que colmó el vaso fue seguramente su expulsión en la jornada 32 en el campo del Vilanova. El Gavà apuraba sus últimas opciones por meterse en zona de promoción ante un rival directo, el Vilanova, y Michel fue expulsado en el minuto 12 de la primera parte por agredir un rival. El Gava perdió 1-0 y Michel no volvería a vestir la camiseta azulgrana del Gavà, marchándose al modesto Serrallo, un equipo de la Preferente Ceutí.

En la actualidad Michel es director deportivo del Ceuta.

Raducanu

Raducanu en su último partido con el Gavà
El más reciente "bluff" en forma de fichaje llegó en Enero de 2010. Raducanu, exdelantero del Steaua Bucarest, Espanyol o Arminia Bielefeld llegaba al Gavà en busca de la salvación en 2ªB. Su caso es algo diferente al de los demás, pues procedía del Poble Sec de 1ªCatalana, donde a sus 33 años goleaba en busca de que alguien se fijara en él.

Su debut se produjo en campo del Orihuela, con derrota por la mínima y expulsión en el descuento. Una vez cumplida la sanción regresó como titular, y en su noveno partido (con un único "medio gol" que intentó atribuirse ante el Mallorca B) ponía fin a su periplo gavanés con otra expulsión, esta vez ante el Sporting Mahonés. Raducanu siempre lo intentó todo pero no le salió casi nada, solía mostrarse individualista y revolucionado, incluso para con sus propios compañeros. Acabaría la temporada en el Premià, y la temporada siguiente no tuvo problemas para jugar en 3ªRegional con la PB Sant Cugat.


Aunque seguramente los lectores más veteranos recordarán a muchos más futbolistas consagrados que resultaron ser una decepción (estáis invitados a compartirlos), el de Raducanu fue seguramente el último caso de estrella estrellada. Hoy en día el "glamour" desapareció de los fichajes del Gavà, y la mayoría de los jugadores que cada domingo defienden -mejor o peor- el escudo del club de la ciudad, tienen un orígen mucho más "humilde": la cantera.

No hay comentarios:

script src='http://ajax.googleapis.com/ajax/libs/jquery/1.7.1/jquery.min.js' type='text/javascript'/>