.

.

sábado, 15 de noviembre de 2014

Gavà 0 - 1 Peralada

Una jugada más que polémica ha decidido un partido en el que el Gavà no ha sabido superar la defensa propuesta por el Peralada, que incluso tras el gol podría haber logrado un marcador más amplio. 

Una vez superados los problemas con la red de una de las porterías que han retrasado el inicio del partido, hemos visto una primera parte de dominio territorial por parte del Gavà, que ha estado marcada también por un exceso de paciencia que no ha dejado que pasaran demasiadas cosas, a pesar de que hoy Poch regresaba a un mediocampo de cariz más ofensivo, que no jugaba junto desde el partido de Terrassa. Unzué, que hoy volvía al once titular, ha sido de los jugadores del Gavà por los que más pelotas han pasado, y es que el Gavà tocaba y tocaba ante un Peralada bien cerrado en su campo.

Luca ha sido de los más activos en la primera parte. Foto: Andrés Burgos

La obstinación del Gavà por sacar el balón jugado desde atrás ha permitido ver dos jugadas impecables, en las que el Peralada ha aceptado la invitación para intentar robar arribar y ha concedido espacios a su espalda que el Gavà ha sabido aprovechar tocando, pero en ambas una decisión última errónea ha impedido que llegaran a buen fin. Un chut de Luca alto ha sido el primer intento del Gavà, al que le ha costado mucho llegar a la portería. Sólo Grau, con un chut con rosca, ha hecho intervenir a Toni en la primera parte. El Peralada apenas ha inquietado, y sólo Marc Vila con un chut lejano y Borja más tarde, con un tiro cuyo rebote se ha marchado a corner, han amenazado tímidamente la portería del Gavà. Primera parte de pocos aplausos en una Bóbila con una entrada más que aceptable pese al cambio horario.

Fran ha protagonizado un par de buenas jugadas, pero su centro no ha encontrado rematador. Foto: Andrés Burgos

Pese al 0-0, el dominio gavanense invitaba a pensar que poniendo una marcha más podría llegar el gol, y que con el marcador a favor el escenario podía tornarse muy favorable. La marcha más la han puesto con el pitido inicial de la segunda parte, con un Gavà más vertical que con un par de cambios de juego ha planteado más peligro que en toda la primera parte. El gol, sin embargo, nunca ha llegado. Un mal control, una decisión errónea o un centro impreciso, lo han impedido. El incremento en el dinamismo se ha acabado traduciendo en descontrol, y el Peralada ha ganado opciones de sacar algo positivo. Con los visitantes yendo a más, Unzué ha resultado providencial para evitar el gol visitante, en una jugada iniciada por Marc Vila en banda derecha, cuyo servicio al área lo ha rematado Cruz y sólo una mano milagrosa de Unzué ha evitado el gol.

Foto :Andrés Burgos

Albert Poch ha movido el banquillo, dando entrada a un Zambudio ausente en los últimos compromisos, pero el golpe de efecto ha sido visitante. Jugada que habrá que ver repetida, porque en directo ha parecido muy clara. Balón despejado desde la zona defensiva del Peralada, Vivó deja correr la pelota para evitar problemas con un jugador del Peralada que salía fuera de juego, resbala y alarga la pierna pero no puede evitar que la pelota llegue a un segundo jugador del Peralada aún en más fuera de juego (sin exagerar al inicio de la jugada por más de 5 metros); el linier levanta la bandera de inmediato, pero Romero remata y supera a Unzué. Ante la sorpresa general el linier baja la bandera y el colegiado Subirats Matamoros concede el gol (0-1).

El 0-1 no era el guión previsto, y a partir de ahí podría haber pasado cualquier cosa. Un tiro de Civil despejado por el guardameta, lo ha rematado fuera a un metro de la portería Zambudio, en una jugada en la que pese a que toda la Bóbila se ha echado las manos a la cabeza sí se había señalado fuera de juego.

Pese a que el Gavà buscaba el empate las mejores ocasiones han sido para el Peralada, incluido otra gran parada de Unzué en una jugada que ha iniciado el árbitro, cortando un balón en mediocampo dada su mala colocación, con el añadido incluso de marcar con los brazos "ley de la ventaja" cuando el jugador del Peralada corría hacia la portería azulgrana. Cruz, con sendos remates de cabeza libre de marca en dos jugadas a balón parado podría haber finiquitado el partido, pero la última ocasión del partido ha sido para el Gavà, en este caso otro cabezazo que ha lamido la base del poste de Toni Montero justo antes del pitido final.

Gavà: Unzué, Luca Ferrone, Vivó, Blanchart, Rubi, Adri Gimeno, Juli (Iván García 67'), Sergio López, Fran Orellana (Zambudio 58'), Civil, Grau.

Peralada: Toni Montero, Sergio, Mate, Alforcea, Romero, Borja, Cornellà, Chacón (Ruedas 73'), Marc Vila, Coro, Cruz.

Goles: 0-1 Romero (71').

Foto: Andrés Burgos


Los jugadores del Gavà han salido al terreno de juego con una camiseta de ánimo para su excompañero Oriol, ahora en el Sabadell B, que se fracturó el peroné el fin de semana pasado y que ahora afronta su recuperación tras haber sido operado.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Tendría que ver la jugada repetida, pero mi opinión es que, al tocar la pelota Vivó, el árbitro interpreta que es otra jugada y al proceder de un contrario no es fuera de juego.
En cualquier caso, jugada desgraciada en un partido igualado que nadie mereció ganar ni perder. Tocará recuperarse ante el Castelldefels en un partido dramático para ellos