.

.

domingo, 17 de enero de 2016

Cerdanyola Vallès 4 - 2 Gavà

No valen excusas. Ni los pequeños detalles, ni la mala suerte, ni la falta de un nueve -por cierto, se han hecho movimientos para incorporar a Elhadji (Prat) y/o conseguir el regreso de Mario Roque (Girona B)-, pueden justificar las 2 victorias en los últimos 15 partidos de un equipo diseñado para clasificarse para el play-off de ascenso, que hoy queda cuatro puntos por debajo. Da la impresión que son más cosas las que fallan, mecanismos y situaciones de juego que no se solucionan con simples cambios de cromos, pero también que tiempo hay para corregirlos. Cuatro puntos no son nada y queda un mundo, pese a que día de hoy las sensaciones no sean buenas.

En breve verkami para comprar un movil que haga mejores fotos...

Hoy en Cerdanyola el Gavà sumó su séptimo partido consecutivo sin ganar fuera de casa (no lo hace desde el 20 de septiembre, 0-1 en Figueres), sucumbiendo ante un Cerdanyola que fue superior, con un Oriol Molins letal, y que hizo muchos más méritos para llevarse el partido. Sólo al inicio de la segunda parte el Gavà dio sensación de poder pelear por el partido, algo que no duró demasiado.

Videoresum extret de la web del Cerdanyola FC:


Pons revolucionaba el once dejando en el banquillo a tres titulares habituales, Niko Kata (que como dijimos tuvo unas molestias en el amistoso del jueves), Iu, y Joel; y a Chirri -que no está lesionado- fuera de la convocatoria por segunda semana consecutiva. El técnico del Gavà abandonó de inicio el esquema de tres centrales y apostó por Cazorla en el lateral derecho, posición en la que lo aporta es muy inferior a lo que se pierde sin él en el centro. De hecho por ahí ha llegado mucho peligro hoy, con un Jota muy entonado que le ha hecho sufrir como no le habíamos visto hasta ahora. 

Pons ha repetido con los cuatro centrales de la plantilla sobre el césped, ubicando a Eric Pujol en su posición natural de pivote, lo que dejaba a Plà como responsable máximo de la creación de juego. El talentoso mediocentro del Gavà se ha echado el equipo a la espalda, pero su calidad no ha sido suficiente. En punta de ataque Masuet jugaba su primer partido de titular acompañando a Raillo, una posición que no parece favorecerle demasiado.

Desde el minuto inicial el Cerdanyola, inmerso en la lucha por la salvación, ha salido decidido a por el partido, y eso le ha permitido generar múltiples ocasiones en tan sólo 4 minutos de juego. Oriol Molins ha sido el primero en poner cerco a la portería del Gavà, con un chut por encima del travesaño, pero es que inmediatamente después Jota ha puesto a prueba a Eric Alcaraz y Eric Blasco ha firmado una buena internada en el área cuyo chut ha acabado desviado a corner. 

Parecía que el Gavà comenzaba a desperezarse de la mano de Álex Cano (el único de los once que ha exhibido desborde), pero ha sido el Cerdanyola quién encontraba premio a su afán atacante al cuarto de hora de juego. Jugada de estrategia que despeja una defensa del Gavà demasiado dormida a la hora de salir del área, lo que aprovecha Eric Blasco para entrar desde atrás, llegar a un balón metido de nuevo en el área, y rematar en vaselina sobre el guardameta del Gavà, la pelota se estrellaba en el larguero, pero Oriol Molins, más atento que nadie, remataba desde el área pequeña con rabia al fondo de la red (1-0, 16').

El gol ha espoleado al Gavà, que en el minuto 20' ha pisado área por primera vez. Ha sido una bonita jugada de combinación que Roger Escoruela ha rematado a media altura desde posición peligrosa pero muy cruzada. Ni esta ocasión, ni el gol previo del Cerdanyola ha cambiado el guión del partido, y los locales han seguido dominando el balón y el tempo del partido ante un Gavà que no se encontraba cómodo. 

Superada la media hora, cuando Juanma Pons ya había mandado a calentar a Niko Kata, llegaría el segundo del Cerdanyola. Error de Marco en un control, y robo de Oriol Molins que abría para la carrera de Eric Blasco, cuyo centro a la cabeza del mediapunta local lo materializaba en gol el propio Oriol Molins ante un Eric Alcaraz vendido que no ha podido tocar la pelota lo suficiente para evitar que entrara (2-0, 35').

Una falta colgada al área ha permitido a Cazorla poner a prueba a Avilés, que hoy regresaba a los terrenos de juego tras una grave lesión, pero su remate en el segundo palo, cerca pero con poco ángulo, lo ha desviado el guardameta a corner. Era el primer chute entre los tres palos del Gavà en casi 40 minutos de juego. La respuesta local ha sido obra de Pitu, que ha buscado un chut al palo corto cuando todos -menos Eric Alcaraz- esperaban el centro.

Al borde del descanso se consumaba el desaguisado, con un centro lateral que Eric Alcaraz no podía despejar contundentemente, la pelota suelta la enviaba un jugador del Cerdanyola al palo, y nuevamente Oriol Molins, más atento que nadie, sumaba el tercer gol para su equipo rematando a un palmo de la linea de gol (3-0, 44'). Los jugadores del Gavà han reclamado acaloradamente falta sobre el guardameta, lo que ha valido a Eric Alcaraz y a Plà la tarjeta amarilla.

Algún tipo de conjura ha habido en el vestuario, porque en la segunda parte los jugadores han salido con una mentalidad radicalmente diferente, decididos a luchar por el partido. Niko Kata ha dotado al equipo de más mordiente arriba, y la actitud de los jugadores se ha visto recompensada rápidamente en el marcador. Un corner que Cazorla ha rematado en primera instancia y que Eric Pujol entrando decidido al segundo palo, ha acabado impulsando dentro de la portería local. Su primer gol como jugador del Gavà abría la puerta a la esperanza.

La reacción no ha sabido sobrevivir a la lesión del colegiado Carrillo Vílchez, y los tres minutos que ha estado el juego parado para que el árbitro intercambiara su posición con uno de los asistentes (ha acabado el partido corriedo como podía la banda), han enfriado los ánimos gavanenses...o quizá ha sido la pausa que precisaba el Cerdanyola para asentarse nuevamente en el partido. Una gran contra con asistencia de Álex Cano la ha rematado ligeramente alta Niko Kata en el último "ramalazo" de "rauxa" gavanense, que a partir de aquí se ha limitado a colgar sobre el área cualquier falta, fuese en la posición que fuese.

En el minuto 65' el Cerdanyola ponía nuevamente tierra de por medio. El japonés Daisuke superaba por dos veces a Marco en la misma jugada, salvando en primera instancia el gol Eric Alcaraz antes de que, quién si no, Oriol Molins pusiera el 4-1 en el marcador.  El Gavà no encajaba 4 goles desde el 5 de enero de 2014, en un Santboià 4-3 Gavà.

El cuarto ha sido un golpe demasiado duro para el Gavà, que podría haber encajado algún tanto más... el propio Oriol Molins podría haber logrado un repoker, pero su remate se ha estrellado en el larguero. El rebote, como casi en todo el partido, ha ido a los pies de un jugador del Cerdanyola, en este caso Jota, cuyo chut buscando la colocación ha encontrado la manopla de Eric Alcaraz en una trayectoria que llevaba márchamo de gol.

Durante más de diez minutos el Gavà ha permanecido grogui a merced de un Cerdanyola eufórico, con Daisuke y Jota desarbolando a sus marcadores. Nuevamente Eric Alcaraz ha salvado al Gavà del quinto en una jugada individual de Eric Blasco que ha encontrado una autopista para entrar en carrera por el centro del área dando toques a la pelota en el aire. 

Pons ha introducido cambios (los habitualmente titulares Iu y Joel), retrasando a Eric Pujol atrás pasando Marco a jugar prácticamente de segunda punta. Raillo, hoy más apagado -también más desastido- ha sacado rendimiento jugando de espaldas a la portería, dándose la vuelta y rematando con la fortuna de que la pelota topaba con un defensa y hacía imposible a Avilés atajarla (4-2, 78').

Aquí el partido se ha abierto del todo, el Gavà apenas defendía, y el Cerdanyola, quizá algo relajado, se gustaba demasiado en ataque, dejando al partido una sensación de descontrol que no se había visto hasta entonces. El Gavà ha intentado empujar con todo, pero quién ha perdonado ocasiones más claras ha sido el Cerdanyola, por medio de Javi Sánchez (chut cruzado) y Jota (demasiado individualista, chutando por encima del larguero).

Cerdanyola Vallès: Avilés, Pitu, Víctor Durán, Raúl, Cuadras, Juli, Valderas (Turu 77'), Oriol Molins, Daisuke, Eric Blasco (Javi Sánchez 82'), Jota.

Gavà: Eric Alcaraz, Cazorla, Dani Iglesias, Marco, Jaime (Joel 67'), Eric Pujol, Plà, Álex Cano (Iu 75'), Raillo, Masuet (Niko Kata 45'), Roger Escoruela.

Goles: 1-0 Oriol Molins (16'), 2-0 Oriol Molins (35'), 3-0 Oriol Molins (44'), 3-1 Eric Pujol (47'), 4-1 Oriol Molins (65'), 4-2 Raillo (78').

La semana que viene, quizá con alguna cara nueva, el Gavà recibirá la vista de un Ascó en horas muy bajas.

1 comentario:

JJ dijo...

Jugando con 4 centrales la defensa ha estado horrible especialmente por el centro. Cazorla de lateral es un despropósito lo mismo que Iu en el banquillo. Jugando sin auténticos extremos no es extraño que no les lleguen balones en condiciones a los delanteros. En suma creo que hoy Pons ha perdido los papeles