.

.

martes, 9 de febrero de 2016

La casa por el tejado

Dejemos la rumorología con la que nos bombardean en esta semana de presentación de candidatura(s) a la presidencia, y tomemos como buena la aseveración de Maniega en la Asamblea de Socios acerca de la necesidad de ascender. Pongámonos en lo peor: si no hay “sponsors”, qué nos queda?

Según lo expuesto por el presidente en la reunión de socios la ayuda del Ayuntamiento es nula, y el dinero que ha entrado en el club vía sponsors se ha dedicado enteramente a la plantilla/técnicos, manteniéndose el nivel de apalancamiento (deuda). Es decir, que el dinero se ha enfocado al proyecto deportivo y no a hacer viable el club, una huida hacia delante que paradójicamente encuentra la panacea en una 2ªB que hace unos años nos vendían a los socios como ruinosa e inasumible para el Gavà.

No es un punto de partida desconocido, es el mismo que obligó a tirar del juvenil para sobrevivir durante estos años de sequía económica. Aunque el objetivo era muy lejano al actual, y cada temporada estabas destinado a sufrir, se logró subsistir en 3ªDivisión, y como admitió el hasta ahora presidente en Gavà TV, ir cancelando deuda. Seguramente un objetivo poco atractivo  (tampoco consigue ilusionar el actual, que ha visto caer la masa social a sólo 90 socios) pero construido desde abajo, con gente de la casa que incluso en el caso de Luca Ferrone, traspasado al Levante, reportó dinero.


Decía Maniega en la última Asamblea que si el Gavà no subía a 2ªB no podría salir tampoco en 3ªDivisión. No precisó con exactitud a qué se refería, pero dejó caer que subiendo a 2ªB alguna agencia de representación se haría cargo de la plantilla a modo de escaparate. Se le cuestionó al presidente si se podía tirar del juvenil siendo la plantilla tan corta. Éste aseguró que sí –mientras algún “compañero de mesa” negaba con la cabeza-, que había uno o dos elementos que podían ser útiles para el primer equipo. La realidad es que el juvenil es último del grupo 4 de Preferente y su descenso prácticamente un hecho.

No hace tanto, hablamos de la temporada 2012/13, el Juvenil A competía en División de Honor, la categoría más alta del futbol español. Por Can Torelló desfilaron el Barça de los Samper, Adama, Babunski, Sanabria, el Espanyol de Eric Bertrand, Pablo Maffeo, Joan Jordan o Mamadou Sylla, el Girona de Gumbau o Bigas, el Zaragoza de Joel Valencia y Diego Suárez, o el Mallorca de Brandon y Cedric, y aún así el juvenil se mantuvo con vida hasta la penúltima jornada, cuando un empate frente al Cornellà sentenció el decenso.


El Juvenil A empató 2-2 en Zaragoza

El éxito más importante en futbol base siempre es pasar jugadores al primer equipo, y en eso el trabajo fue bueno. Sergio López, Adrià Grau, Fran Orellana y Adrià Borreda tuvieron la ocasión de redimirse siendo hombres importantes en 3ªDivisión la temporada siguiente, y dos goles de estos últimos, Fran y Borreda, aún en edad juvenil, certificaron frente al Santboià un logro casi imposible de ver en la categoría, mantenerse con un once jovencísimo casi íntegramente formado en casa.

El Gavà llegó a jugar con 10 canteranos en el once titular.

La temporada pasada el juvenil perdió la Liga Nacional en la última jornada en Mollet. Fue una temporada atípica con un inicio malo y un desenlace marcado por la ruptura entre la EF Gavà (quién gestionaba al equipo) y el CF Gavà. La diáspora fue total este verano: Oriol Valero, Monfort y Jaquero (EF Gavà), Javi (Prat), Ferrán y Chacón (Europa), Fabra, Acedo y Chechi (Damm), Pau Mañé (Sabadell), Arnau (Reus) o Ricard (que ya ha debutado con el Cornellà en 2ªB) fueron las bajas más sonadas.

Era el propio Juanma Pons quién tomaba la batuta y formaba personalmente el actual juvenil, contactando con jugadores de equipos de la zona (Castelldefels, Viladecans, Prat, Begues, EF Gavà…). El resultado ha sido desastroso. El Juvenil del Gavà no solo es el último clasificado, si no que es el peor colista de todos los grupos, con sólo 8 puntos, 13 goles a favor y 62 en contra, padeciendo humillantes goleadas frente al Cornellà C (8-1), L’Hospitalet (8-0) o en la última jornada, ante la Damm C (1-10).


La salvación parece una quimera. El juvenil no gana desde el 24 de Octubre

Si no hay una reacción fulgurante e inesperada, el Juvenil volverá a jugar en 1ªDivisión –la 4ªCategoría del futbol juvenil-, algo que no sucedía desde la temporada 2007/08, cuando logró el ascenso a Preferente. En esta tesitura es complicado pensar que en caso de necesidad se pueda recurrir a un juvenil que ya han abandonado muchos de los jugadores que iniciaron la temporada.

El panorama no mejora más abajo, ya que el Juvenil A del Gavà Mar, que debería ser una suerte de juvenil B del CF Gavà, es el último clasificado del grupo 19 de 2ªDivisión (no puede bajar, ya que no hay más categorías), con sólo 1 punto en 13 partidos disputados, 10 goles marcados y 65 encajados. La situación de los dos cadetes del Gavà Mar es prácticamente la misma, en las últimas plazas de sus respectivos grupos de 2ªDivisión. Las perspectivas no ya para subir a algún jugador al primer equipo, si no para la supervivencia futura del juvenil, son deprimentes.

En resumen, confrontando el análisis económico que Manuel Maniega hizo en la última Asamblea y la realidad deportiva del futbol base, podemos concluir que sin publicidad en la fachada, la casa queda con hipoteca pero sin cimientos, con un tejado, lo único que luce, que lucha por ser visto en 2ªB o venirse abajo

1 comentario:

Carlos Vázquez dijo...

Maniega que deje de hablar porque cada vez que abre la boca mayor es la autohumillación que se hace a su propia persona, demostrando que no tiene ni idea de fútbol.