.

.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Qué fue de... Gerard Bordas (De la Bóbila a la Champions)

El 25 de Mayo de 2008 un desequilibrante extremo izquierdo nacido en Manresa jugaba su último partido con la camiseta del Gavà. El Messi de la Bóbila como algunos le llamaban por aquel entonces se despedía de la camiseta blaugrana con un 2-2 ante el Huesca que ponía las cosas cuesta arriba para la vuelta, en la que se empató 1-1 en el Alcoraz ya sin él, lesionado.

Imagen del Gavà - Huesca. Foto: Diario Equipo

Hoy, 2 de Noviembre de 2011, tres años y medio después, Gerard Bordas saltaba al campo de El Madrigal con la camiseta de su actual club, el Villarreal, en la derrota de su equipo ante el todopoderoso Manchester City de los Yaya Touré, Ballotelli, Kun Agüero o David Silva. Han sido pocos minutos, con el partido ya sentenciado, pero unos minutos merecidos para el bueno de Gerard, al que la gloria de jugar con los "grandes nombres" le ha llegado con 30 años (video Liga BBVA). Y matizo el "grandes nombres" porque Gerard es también de los pocos que pueden presumir de haber compartido vestuario con "grandes hombres", de los de nuestra historia, como Álex García y Quino, entre otros.

Bordas no lo ha tenido nada fácil para triunfar. Comenzó en el Gimnàstic Manresa, y pese a su aspecto frágil, su calidad llamó a la puerta del FC Barcelona. Allí pasó dos años (1994-96), compartiendo vestuario con Dani Tortolero, Jordi López o Toni Moral, de los pocos que han llegado al fútbol profesional. Como tantos otros tuvo que regresar a casa, al Gimnàstic Manresa, y más tarde al Manresa, con el que volvió a demostrar al fútbol catalán la calidad de sus botas.

La temporada 99-00 logró 11 goles en 18 partidos con el juvenil manresano en la Liga Nacional Juvenil, debutando con el primer equipo del Manresa de 1ªCatalana y materializando 2 goles en 3 partidos. La temporada siguiente seguiría deslumbrando en el primer equipo, con unos buenos registros goleadores: 10 goles en 31 partidos. Con Miguel Álvarez dio el salto a la 2ªB, para defender los colores del Terrassa. El ascenso a 2ªA y la amistad entre Miguel Álvarez y Toni Llebaría le hicieron aterrizar en la Bóbila por primera vez, como cedido.

Corría la temporada 2002/03, el Gavà había ascendido a 2ªB por primera vez por méritos propios, con aquel ya mítico y agónico gol de Toni Lima ante el Burriana, y Toni Llebaría armaba para asaltar la permanencia en la categoría un equipo lleno de gente trabajadora, honesta, muchos de ellos ampliamente contrastados (Sebastián Herrera, Matito, Carrión...), otros apuestas de futuro (Joel Álvarez, Pau Clavero...) y un diamente en bruto: Gerard Bordas. 

La primera vuelta fue espectacular, el Gavà era la revelación de la categoría, y aunque nuestro protagonista no se hizo con un puesto fijo en el once hasta la jornada 11, tardó muy poco en ganarse la admiración de la Bóbila. Sus actuaciones no pasaron desaparecibidas tampoco para Miguel Álvarez, que en enero lo reclamó de nuevo para su Terrassa, esta vez en 2ªA.

El salto no fue positivo. En lugar de progresar, su estrella parecía apagarse. Nàstic de Tarragona, Lorca y de nuevo Terrassa, todos en 2ªB, fueron sus siguientes destinos. Había jugado únicamente 7 partidos con el equipo egarense en todo el año, pero Toni Llebaría volvió a cruzarse en su camino, y el toque del mister de Cornellà para "resucitar" jugadores surtió efecto una vez más.
La temporada no pudo ser mejor, volvió a jugar con asiduidad (36 partidos), volvió a marcar (12 goles), y volvió a ser ese jugador desequilibrante capaz de desnivelar un partido, de poner el "ohhh" de admiración en la grada con sus acciones. Un gol en la ida y otro en la vuelta de la final de la promoción de ascenso a 2ªB ante el Poli Ejido ayudaron a que el Gavà regresara de nuevo a 2ªB. Gerard y sus compañeros no se quedaron ahí, y dispuestos a hacer historia como el mejor equipo que ha tenido el Gavà, lo llevaron sólo una temporada después a luchar por el ascenso a 2ªA y a esa fatídica eliminatoria ante el Huesca.

Bordas celebrando un gol con Eloi en la ida contra el Poli Ejido

Dos años impresionantes de Gerard Bordas que le abrieron la puerta de Villarreal, un viaje en el que le acompañó el lateral zurdo Joan Oriol, que hoy también participó en el partido ante el City. Antes, en la pretemporada de esa magnífica campaña 2007/08, el Villarreal había visitado la Bóbila para poner el punto y final a su stage en Navata, logrando la victoria por 1-4 con goles de Tomasson, Pires, y un doblete de Somoza. Gerard Bordas, de una bonita vaselina, había marcado el 1-2 provisional para el Gavà. Quizá y aunque poco podía esperárselo, ahí comenzó a llamar la atención del que sería su futuro club.

Su primera parada fue el filial, un fichaje un tanto extraño, inesperado por su edad, pero Gerard la volvió a "liar". Ascendió con el filial amarillo a la 2ªA y siguió siendo el jugador insignia, aquel que ponía la veteranía, pero también el fútbol. Su larga trayectoria tuvo recompensa. Garrido, que lo había entrenado en el filial en 2ªB y en 2ªA, le hacía un hueco en la delantera de los Rossi, Nilmar o Marco Ruben. 

Foto: Diario Mediterráneo.
Hoy, con una edad atípica para un jugador que llega del filial, debutaba en Champions. Será esta la culminación de una trayectoria repleta de sacrificio y esfuerzo? La recompensa a una década ganándose la vida en los campos de 2ªB o 3ªDivisión? O sólo un paso más en la carrera de un chico tan frágil y escurridizo como buena persona, que hace ya casi una década deslumbraba en la Bóbila? El tiempo, fiel aliado de Gerard hasta ahora, lo dirá.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Enorme! Enhorabuena por la publicación y a Gerard por supuesto.

script src='http://ajax.googleapis.com/ajax/libs/jquery/1.7.1/jquery.min.js' type='text/javascript'/>