.

.

martes, 13 de mayo de 2014

Y ahora qué



El objetivo deportivo se ha cumplido, pero aún queda mucho trabajo por hacer. El club trabaja para conseguir el dinero necesario para poder pagar lo que se le adeuda a una plantilla y un cuerpo técnico que han cumplido una temporada ejemplar y sin prácticamente alzar la voz pese a la situación vivida.

Turno del palco. Foto: David Ferrer (fcsantboia.cat)


Las poco halagüeñas palabras de Albert Poch tras el partido frente a la Pobla de Mafumet del febrero pasado: “el club es cero, prácticamente no existe” dejan paso a sus confesiones de ayer en Radio Gavà, en las que admitía el retraso en los pagos a causa del incumplimiento de los acuerdos por parte de Ayuntamiento y Barnasud, añadiendo que los últimos cobros se habían producido gracias a la aportación económica de 4-5 personas que habían querido “premiar” el esfuerzo a la plantilla.

Ante esta tesitura es comprensible que el técnico, que ya tuvo muchos dudas para renovar el pasado verano, esté  más fuera que dentro de la entidad. Hace días que se venía diciendo que Albert Poch tenía una oferta del Santboià, y ayer en Esports en Xarxa el protagonista reconocía que había hablado con el director deportivo de la entidad vecina, Quim Ayats (el cuál nos consta que se ha reunido con varios técnicos de la zona). El técnico gavanense mantuvo que su futuro aún está en el aire.

El último once de la temporada no se repetirá. Foto: David Ferrer (fcsantboia.cat)
 
Donde seguro se producirán bajas será en la plantilla, puesto que hay jugadores que ya han cerrado su fichaje por otros clubes, una circunstancia inevitable deportiva y económicamente y que se irá conociendo en los próximos días y semanas. Lógicamente la progresión de los jugadores-referencia de este curso no ha pasado inadvertida para clubes de superior categoría, y el Gavà tendrá difícil encontrar sustitutos de garantías si el plano económico no varía. En el juvenil hay elementos interesantes, pero en el once “titular” son pocos los de último año. De momento ha entrenado con la plantilla el brasileño Pedro Felipe Pereira, representado por la empresa Flash Forward, quienes ya colaboraran con el club el verano pasado.

Foto: El Bruguers


En el apartado social no se puede desaprovechar lo vivido en estas últimas jornadas de liga, sobretodo en la clausura, en la que hemos podido ver desfilar por La Bóbila antiguos socios que ya estaban “desenganchados” del día a día del club, y una extraordinaria y necesaria comunión con el fútbol base. Tras una remontada épica y con el equipo lleno de jóvenes y de la casa, con los que es fácil identificarte, es un buen momento de recuperar masa social. La pregunta es qué acciones concretas emprender.
 


1 comentario:

Maño dijo...

Tiene pinta de solar...........

script src='http://ajax.googleapis.com/ajax/libs/jquery/1.7.1/jquery.min.js' type='text/javascript'/>