.

.

martes, 19 de agosto de 2014

Resumen de la Pretemporada

La victoria frente al Prat puso el punto y final a una atípica pretemporada, en la que el Gavà ha jugado más partidos de carácter oficial que amistoso, y en la que el tradicional Ciutat de Gavà se ha acabado posponiendo (con fecha aún por definir) a causa de la excepcional trayectoria del equipo en Copa Catalunya.



Las tres rondas superadas ante equipos de igual o superior categoría han limitado también el reparto de minutos, con menos protagonismo para los más jóvenes (dentro de la extrema juventud que caracteriza la plantilla, con 9 jugadores que el año pasado eran juveniles) que aún y así se han dejado ver en el amistoso ante el equipo universitario americano o el Llagostera de 2ªA, además de alguna aparición en los encuentros de Copa Catalunya.

Cabe destacar que en esta pretemporada todos los partidos se han disputado en casa, aunque uno de ellos (WNE) tuviera lugar en Can Torelló, con lo que habrá que esperar para ver el rendimiento fuera de casa de un equipo que por lo que ha enseñado ante su afición, genera confianza.

De entre los jugadores que han iniciado los entrenamientos a las órdenes de Albert Poch hay que destacar la lesión de uno de los recién llegados, Iván García, que no ha podido alinearse en ningún partido. López, uno de los jugadores del juvenil que buscaban ganarse el puesto en la pretemporada ya no se entrena con el equipo, mientras que Albert Poch debe decidir sobre el ruso Sos, a prueba. 

Destacan los pocos minutos con los que han contado hombres de peso como Masuet o Quiles, que podrían obedecer a diferentes problemas físicos; y el hecho de que hasta 4 jugadores de la plantilla han jugado también uno o dos (depende del caso) partidos de preparación con la Selección Catalana Amateur. Jesús Unzué, Juanito, Luca Ferrone y Cristian han sido los seleccionados por Toni Almendros antes de dar la lista definitiva de convocados que en breves fechas se desplazarán a Moldavia para disputar la fase intermedia de la Copa de Regiones UEFA.

Más allá de los números se intuye el crecimiento de muchos de los jugadores que ha redundado en un crecimiento también como equipo, más sólido que en el pasado, aunque eso es algo que ya se apuntara en el angustioso tramo final de la temporada pasada. Además de mostrarse como un equipo bien plantado sobre el terreno de juego, se ha desarrollado un juego del gusto de entrenador y el siempre exquisito público de La Bóbila, que coincide en señalar la idoneidad de los pocos y escogidos fichajes foráneos. Llama la atención el peligro generado a pelota parada, otrora talón de Aquiles del equipo y que esta pretemporada se ha revelado como punto fuerte.

El contrapunto de oscuridad? Que la pretemporada puede destapar carencias o apuntar brillos, pero generalmente poco tiene que ver con lo que ocurre finalmente cuando hay puntos en juego. De momento eso sí, el equipo genera ilusión y confianza en que esta liga sea más tranquila que la anterior.

No hay comentarios: