.

.

domingo, 13 de septiembre de 2015

Gavà 1 - 1 Vilafranca


Un gol desde el punto de penalti del capitán Cazorla en el descuento salvó los muebles para un Gavà que abandona el liderato en solitario pero que se mantiene en lo más alto empatado a puntos -a solas de momento- con el Prat, aunque detrás de los pratenses por goal-average.

Álex Cano ha sido hoy el lateral izquierdo del equipo. Foto: Iris Solà

Las dificultades que se le presentaban a Pons en defensa las ha resuelto situando a Álex Cano como lateral, algo que ya hizo en el partido frente al Ascó, y a Eric Pujol como central, una posición en la que ya estamos acostumbrados a verlo. De rebote Niko Kata ha pasado a la izquierda, seguramente para no generar una banda tan ofensiva como hubiera resultado si Del Moral no hubiera jugado hoy por la derecha. En los mejores minutos gavanenses de la segunda parte el técnico incluso ha parecido probar con un 3-5-2, dejando toda la banda para Del Moral y Cano como carrileros y centrando la posición de Niko Kata. Globalmente el resultado a nivel defensivo ha sido casi óptimo, pues la retaguardia ha mostrado la solvencia habitual.

La primera parte ha sido aburrida para el espectador, con mucho pase impreciso y precauciones en ambos equipos, que sólo se decidían a subir al ataque en jugadas a balón parado. El Gavà ha intentado tener el balón, pero es un conjunto que se muestra muy cómodo también cuando no lo tiene (exhibiendo además una muy buena presión alta en la primera media hora), por lo que ninguno de los bandos se ha mostrado intranquilo con el devenir del partido. El único acercamiento que no ha nacido de una pelota parada lo ha puesto el Gavà en el 13' de partido, con un gran contragolpe en el que la asistencia final de Raíllo ha dejado a Del Moral solo ante Miguel Ramos, pero su remate ha ido contra el cuerpo del guardameta, que se ha hecho grande con una rápida salida.

Antes de eso el Vilafranca había probado con un tiro defectuoso de Oribe y un remate de cabeza muy blandito de Sergi Moreno, dos acciones que no han inquietado en absoluto a la defensa gavanense. Desde aquí hasta el final de la primera parte prácticamente nada destacable en materia ofensiva. Un chut muy lejano de Del Moral que se ha ido alto, y protagonismo para las defensas (imperial el gavanense Joan Castillo durante todo el encuentro para los visitantes) de ambos equipos despejando cualquier peligro que pudiese llegar a balón parado. El cuarto de hora final del primer tiempo ha tenido un mayor control por parte visitante, sin ninguna consecuencia.

La segunda parte ha transitado en su primer cuarto de hora por los mismos derroteros que la primera, aunque esta vez era el Gavà quién llevaba la voz cantante. Sería a partir del cuarto de hora cuando la máquina azulgrana ha comenzado a carburar, prodigándose por fin en ataque y poniendo en apuros a Miguel Ramos. Se han sucedido los corners sobre la portería de los visitantes, y tanto Raíllo con un par de cabezazos por encima del larguero, como Felipe Vega con un chut defectuoso tras una buena llegada de Álex Cano, han creado peligro.

La más clara sin duda la de Niko Kata, en otro corner medido que el delantero de orígen ecuatoguineano ha rematado de cabeza a la escuadra, encontrándose con una prodigiosa mano de Miguel Ramos cuando ya se cantaba el gol. El partido se había animado sustancialmente y el Gavà se hacía acreedor del gol. Sergi Moreno ponía el contrapunto tras recibir un pase de tacón de Oribe y en el mano a mano ante Eric Alcaraz ponía un pase de la muerte que Eric Pujol sacaba a metro y medio de la portería; y nuevamente Raíllo la tenía para el Gavà con un tiro cruzado que otra mano fenomenal de Miguel Ramos enviaba a corner.

A partir del 70 de partido el Gavà ha comenzado a desinflarse, y quizá acusando el cansancio del [medio] partido del martes se ha fracturado en dos; los centrocampistas tenían que tapar mucho terreno y a los delanteros cada vez les costaba más bajar, algo que los cambios no han podido subsanar, pese a regresar al sistema del inicio del encuentro.

Bueno realizaba una gran jugada individual para adentrarse en el área y con poco ángulo probaba suerte con un tiro potente que Eric Alcaraz ha respondido con solvencia, mientras que un par de corners han puesto el susto en el cuerpo a la parroquia local. En el 88' Sergi Moreno buscaba una rosca que se marchaba muy desviada, en otro contraataque que evidenciaba las dificultades locales para mantener el equipo junto y ponían a prueba las cuerdas vocales de un Cazorla que se desgañitaba corrigiendo a sus compañeros.

Finalmente en el 91' llegaría un gol que se veía venir pero que significaba un castigo excesivo para los méritos globales de unos y de otros. Joel, sin apoyos, entregaba al rival intentando despejar, y la recuperación de Aitor Casas la ponía el propio jugador al área, llegando completamente desmarcado Sergi Moreno para rematar con la cabeza en el segundo palo poniendo el 0-1.

Parecía que el partido quedaba visto para sentencia, pero la reacción, como en el campo de la Montañesa, no se ha hecho esperar, aunque ha venido de la mano de un penalti por interpretar el árbitro que un jugador del Vilafranca interceptaba un centro con el brazo. Protestadísimo por los visitantes, que antes y después del lanzamiento han rodeado al colegiado y su asistente. Cazorla, como hiciera ante la Montañesa el martes, ha demostrado ser un experto lanzador desde los 11 metros enviando a la red con suma tranquilidad el gol del empate, 1-1. Esta vez sí que ya no habría tiempo para más.

Gavà: Eric Alcaraz, Joel, Cazorla, Eric Pujol, Álex Cano, Plà (Cervantes 80'), Iu, Felipe Vega (Sergio Iglesias 74'), Nico Kata, Del Moral. 

Vilafranca: Miguel Ramos, Marc Durán, Marcos Gudies (Aitor Casas 58'), David Fontanils, Joan Castillo, Dani Medina, Bueno (Bernat 78'), Oribe (Gestí 71'), Sergi Moreno, Merchán, Santi Triguero.

Goles: 0-1 Sergi Moreno (91'), 1-1 Cazorla -p- (93').


Muchas tarjetas en un partido que no ha sido duro. Cazorla ha sido uno de los damnificados y ha visto su cuarta tarjeta amarilla de la temporada (en cuatro partidos), por protestar, con lo que queda al borde de la suspensión. La indignación de los visitantes, expresada sobre el césped, ha tenido continuidad en las redes sociales y en la rueda de prensa post-partido. 

El Gavà se desplaza la semana que viene a Figueres, otro complicadísimo rival (el inicio de liga es durísimo) que de ganar esta tarde al Morell empataría a puntos con los gavanenses.

No hay comentarios: