.

.

viernes, 9 de junio de 2017

Patada a seguir

Hoy era el “día D”, para que los jugadores cobrasen y para dar respuesta a los socios que le habían solicitado su dimisión. Pero no. Maniega no dimitirá, y el club no pagará hoy, una demora que escenifica Maniega en sus declaraciones en la edición de hoy de Mundo Deportivo.

No cabía esperar de ninguna manera que de la junta directiva de esta semana saliese su dimisión, y seguramente tampoco (al menos en base a la experiencia) que los jugadores cobrasen en la fecha marcada. Maniega esgrime que la denuncia de los jugadores ante la AFE obliga al club a revisar los números reclamados, aunque no parece una comprobación demasiado complicada ni sorpresiva, pues los jugadores ya habían anunciado que reclamarían legalmente sus contratos (el primer plazo límite para hacerlo finalizaba el 26 de Mayo)

El Gavà tiene ahora hasta el 30 de junio (Maniega señala el 20 como día de pago) para pagar o llegar a un acuerdo con el jugador para que retire las denuncias (aunque AFE desaconseja encarecidamente esta opción). Dado que estaba dispuesto a pagar el dia 10 (así lo aseguró el presidente) no debería haber problema, pero si no lo hiciera descendería a 3ªDivisión. Maniega reconoce a Mundo Deportivo que a los jugadores se les deben dos mensualidades y en algún caso primas por objetivos.

Los jugadores tienen además de plazo hasta el 23 de junio para presentar una segunda denuncia para las cantidades cuyo vencimiento de pago era junio (que ignoramos si es el caso). Para saldar estas deudas (si las hubiera) el club dispondría de tiempo hasta finales de julio, y el castigo en caso de incumplimiento sería la suspensión de los derechos federativos del club (no pudiendo inscribir nuevas fichas por ejemplo).

Por otro lado, y aunque no entra por el cauce de denuncia a AFE, Óscar Mena (y su cuerpo técnico) sigue sin cobrar, adeudándosele por tanto las cantidades pactadas correspondientes a los meses de enero, febrero, marzo, abril, mayo y junio, además del material de entrenamiento que pagó de su bolsillo, según explicó en su última entrevista en Gavà TV. 

En clave de futuro el presidente dice no haber realizado ningún movimiento para la temporada próxima, ni en cuanto a plantilla, ni en cuanto entrenador (pese a que en su día la rumorología señalaba que el elegido sería Martín Posse, que ahora apunta a Olot), y al mismo tiempo -lo que sería una explicación a esta inacción, extraña si el club tiene previsto pagar sin problema- abre las puertas a Barça B y Espanyol B para negociar una filiación. El presidente va más allá y admite en este sentido a Mundo Deportivo que “si las condiciones son buenas, seguro que nos vamos a entender”.

Como ya explicamos (http://cfgava.blogspot.com.es/2017/05/un-nuevo-barca-c.html), gracias a que el club pertenece a los socios y no es una SAD, la decisión de convertirse en filial no depende de Maniega, si no que tendría que ser aprobada por la Asamblea. Salvo que se convoque con antelación al posible ascenso del Barça B (incluyendo la posible propuesta de filiación en el orden del día), no habría tiempo material para ello. Pero reiteramos, tranquilidad porque no se puede vender la plaza y la decisión de filiación (de presentarse la oportunidad) dependerá de los socios.

Una alternativa que no necesitaría aprobación de la Asamblea es simplemente que el Gavà ceda su estructura deportiva a FC Barcelona o Espanyol, pero sin mediar ninguna filiación, manteniendo su identidad plena. En ese caso (que llegaran cedidos técnicos y 22 jugadores) no implicaría ninguna consecuencia para el club ni necesitaría aprobación de los socios, aunque estaría por ver si esa es una opción que satisfaga al club barcelonista o periquito.


Veremos si algo de esto llega finalmente a producirse, o queda simplemente en [insistente] rumor. De momento el club tiene este mes para pagar sus deudas a la plantilla (y entrenador?), mientras los socios que impulsaban la marcha de Maniega tendrán que decidir si recurren ya a la moción de censura.

Noticia de hoy de Mundo Deportivo

No hay comentarios: