.

.

miércoles, 10 de mayo de 2017

De Gavà a la 1ªDivisión Española

Con el debut el pasado domingo de Edu Expósito en Riazor, son ya 19 los jugadores que han llegado a 1ªDivisión después de defender la camiseta del Gavà. Cada uno tiene su pequeña historia, y las repasamos a continuación.



El máximo estandarte que el Gavà ha llevado a 1ªDivisión es Joaquín Navarro, el Fifo, hijo de Gavà que despuntó en el equipo gavanense tras la guerra, y que rápidamente pasó al primer equipo del Barça, de donde se marchó disgustado por no cobrar unas primas por estar lesionado. El Sabadell en la década de los 40 lo disfrutó en primera, pero donde haría fama sería en el Real Madrid, donde jugaría hasta los 36 años. En el blog ya repasamos su historia.

El segundo con más partidos jugados es César Cruchaga, que jugó en el Gavà cedido por Osasuna una única temporada. A su regreso se consolidó en el primer equipo, hasta el punto de ejercer de capitán hasta su retirada.

Cruchaga se faja ante el jugador del Espanyol Andjelkovic (que debutaba como perico en aquel amistoso). Foto: MD


El siguiente de la lista, Xavi Escaich, es el máximo goleador de la relación, con 42 tantos en 1ªDivisión, y como Edu, uno de los que no llegó a jugar en el primer equipo del Gavà. Escaich militó en el Gavà como infantil a principios de los 80’s tras ser captado del Castelldefels y antes de dar el salto a la Blanca Subur, donde llamó la atención de los grandes. Despuntó en el Espanyol, y pasó por Sporting y Albacete, con un corto paso por el Barça de Cruyff.

Escaich, en el centro de la fila inferior

Agustín Faura, también gavanense y también surgido de la cantera, sí llegó al primer equipo del Gavà antes de pasar por Badalona y Sabadell, su trampolín para llegar a 1ª defendiendo la camiseta del Espanyol. Tras una larga trayectoria como perico, una grave lesión sufrida ante Osasuna (rotura tibia y peroné con afectación del ligamento) le apartó del futbol. Muchos años después volvería al Gavà, como entrenador.

Albert Albesa se inició en el futbol base del Gavà, incorporándose al juvenil del FC Barcelona en 1981. Tras una larga carrera en los filiales del club culé no tuvo oportunidades en el primer equipo, estrenándose en primera división en el Valladolid. Marcharía después al Espanyol, donde vivió sus mejores años futbolísticos a caballo entre primera (3 temporadas) y segunda (2 temporadas). Regresó al Valladolid, otra vez en 1ªDivisión, y jugó en el Alavés, antes de volver a casa, a Gavà.

El juvenil 80-81, con Albesa en la fila inferior, junto a su hermano, también exjugador del primer equipo

El primero en debutar en primera división después de pasar por el Gavà fue Jaume Sospedra. Tras destacar en el Santboià y la Colònia Güell, fichó por el Gavà para jugar la Copa Rambla de 1934, saliendo campeón. Jugaría también la siguiente temporada de azulgrana, antes de incorporarse al Sabadell antes de la Guerra e incorporarse al FC Barcelona después. Se retiró en el Espanyol.

A Alfonso Navarro, "Navarro II" también le dedicamos unartículo en el blog. Debutó muy joven en el Gavà, y con 17 años ya estaba en el primer equipo del FC Barcelona. Hermano de Joaquín, también fichó por el Madrid, pasó por Valladolid y Osasuna, para acabar vistiendo de nuevo la camiseta culé.

Como benjamín ya era un portento físico capaz de recorrer toda la banda (en aquel tiempo los benjamines jugaban futbol 11) con la pelota cosida al pie. Martín Montoya llamó la atención de los ojeadores del Barça, que lo incorporaron en el año 2000 y no lo dejaron hasta 2013, después de haber debutado con el primer equipo. Tras una cesión al Inter de Milán, Montoya volvió en la liga española para jugar en el Betis y el Valencia.

Montoya, primero en la fila inferior en La Bòbila con el Benjamín 1999/00.

Llegó como cedido y Llebaria le hizo un sitio, a veces como extremo, a veces como lateral, y Joan Oriol aprovechó la oportunidad en un Gavà que luchó por subir a 2ªA. Su rendimiento llamó la atención del Villarreal, en cuyo primer equipo jugaría 3 temporadas. Tras pasar por Osasuna y el extranjero (Blackpool y Rapid Bucarest), en la actualidad juega en 2ªDivisión con el Mallorca.



Pedro Robles tuvo un paso discreto por el Gavà (sólo un partido de liga, en la jornada 2). Apareció la temporada 1960/61 procedente de la Damm, aún en edad juvenil, pero era demasiado joven para un equipo que no pudo lograr la permanencia en 3ªDivisión. Jugó en el Cervelló, Calella, Manlleu, Horta... y tomó un acertado cambio de rumbo para aterrizar en el Mahón. El Mallorca lo fichó en 1967 para jugar en 2ªDivisión, logrando el ascenso a 1ª la temporada siguiente. Más tarde pertenecería al Celta, también de 1ªDivisión, pero allí no llegó a debutar en liga. Más tarde pasaría por Langreo y Nàstic Tarragona.

También de la Damm llegaría Ramón Ros, y aunque tuvo algo más de presencia en un equipo que en su caso sería campeón, tampoco era titular indiscutible. Pese a ello el Barça C sería su siguiente estación, y apenas un año después Rijkaard le daría la oportunidad de debutar en 1ªDivisión. Sería en el Numancia donde contara más minutos en la máxima categoría, para acabar pasando al Lleida, donde se retiró aún muy joven debido a una lesión.

Nos es desconocido cómo un chaval albaceteño de 22 años, Francisco García Nieva, apareció en el CF Gavà en 1939, pero el caso es que destacó lo suficiente para pasar al Europa y Lleida, antes de debutar en la máxima categoría con el Castellón en 1943. Del resto de su trayectoria sólo sabemos que años después jugó en la Gimnástica Segoviana, llegando a disputar un play-off a 2ªA frente al Betis.

Procedente del Barça Amateur llegaría en enero de 1959 Antonio Ruiz Robles, colaborando en lograr la permanencia en 3ªDivisión pese a contar con 19 años recién cumplidos (de hecho los cumplió el día de su debut con el Gavà). En 1963 fichaba por el Real Madrid procedente del Melilla, pero no llegaría a debutar en liga, únicamente disputó un partido de Copa del Rey frente al Indautxu. Pasó al Málaga, entidad con la que probó la 1ªDivisión, y donde transcurrió buena parte de su trayectoria. Antes de retirarse jugó en el Valladolid de 2ªA.

El único portero de la lista tiene algo de truco. Pese a ser cántabro José Lois se dio a conocer en el Racing de Ferrol y la Ponferradina antes de fichar por el Espanyol. Pese a pertenecer a la primera plantilla españolista no llegó a debutar en 1ªDivisión y fue cedido al Gavà la temporada 59/60, en la que los gavanenses acariciaron la posibilidad de luchar por subir a 2ªA (en aquella época no había 2ªB). La temporada siguiente pasaría al Granada, donde sí tuvo la ocasión de jugar en 1ªDivisión. Con posterioridad jugaría en 2ªDivisión con el Cartagena y el Racing de Santander.

Todo un experto en el lanzamiento de faltas, Manolo Pérez causó sensación en el Gavà 97/98, adonde llegó procedente del Mallorca B, y el Espanyol B se hizo con sus servicios, y esa misma temporada Miguel Ángel Brindisi le daría la oportunidad de debutar en 1ªDivisión en el Camp Nou. No tendría continuidad, pero sí una larga trayectoria futbolística por todos los rincones de la península. Con el Cádiz, la temporada 2005/06, volvería a disfrutar de las mieles de la máxima categoría.

Tras despuntar en Arenys de Mar y Granollers, Lluís Guri llegaría al Gavà cedido por el Espanyol, firmando una temporada excepcional a sus 21 años, con 20 goles en 35 partidos que sin embargo no le abrieron las puertas del primer equipo españolista. Badalona y Rayo Vallecano serían sus destinos antes de debutar en 1ªDivisión, pero una vez allí, sus 2 goles (contra Madrid y Athletic) en 4 partidos tampoco le dieron para seguir. Haría carrera en el Levante, Sant Andreu y Vilassar, donde colgaría las botas con 42 años.

Gerard Bordas era el "Messi de la Bóbila" incluso antes de saber quién era Messi. Eléctrico,  hábil, imaginativo... dejó tan buenos recuerdos en su primera etapa como en la segunda, en la que aportó un ascenso a 2ªB y un play-off a 2ªA. Tras 4 temporadas en el filial del Villarreal (era uno de los veteranos), tuvo la oportunidad de llegar al primer equipo. Luego jugaría en el Girona antes de colgar las botas la temporada pasada en su Manresa natal.




Larga y variopinta carrera la de Andrés Sauras. Destacó en el Gavà 1941/42, lo que le valió su fichaje por el amateur del FC Barcelona, luego pasó por el segundo equipo del Espanyol, el Sants, el Ceuta, el Vilafranca... y en una de sus paradas llegó a debutar en 1ªDivisión con el Alcoyano 48/49 (dato extraído de bdfutbol que no hemos podido contrastar en otro lugar) en una temporada que también jugaría en el Fuerte Pío y el Vic. Se retiraría en 1953 en el Eusebio Güell después de pasar por unos cuantos equipos más.

Josep Costa recibía el apodo de "Lake" por ser el hijo de Artur Costa, propietario del American Lake, e hizo carrera en el primer equipo del Gavà durante casi una década. Sólo un "salto" en el camino, su fichaje por el Sabadell la temporada 47/48, que le permitió debutar en 1ªDivisión, aunque sólo fuese un partido.

Y el último en debutar, Edu Expósito, que militó en el juvenil del Gavà la temporada 13/14 (32 partidos - 3 goles) cuando era juvenil de segundo año. La siguiente temporada fichó por la Damm, y al término de su etapa juvenil pasaría al Deportivo B, donde ha sido pieza clave hasta el punto de que Pepe Mel le haya dado la alternativa en 1ªDivisión.

Edu un Gavà Juvenil - Mataró. Foto del añorado Josep Ribas

Cuatro casos más que no incluímos: el de Joaquín Macanás, defensa que militó en el alevín del Gavà la temporada 84/85, y que hizo carrera en el Leganés. Perteneció a la primera plantilla del Espanyol, llegando a disputar la Copa Intertoto, pero no debutó en liga. Tampoco Domingo Novoa (Gavà 87/88) debutó en la máxima categoría pese a figurar en la plantilla del Burgos 90/91. Quienes sí lo hicieron fueron dos gavanenses de pro, Sígfrid Gràcia (229 PJ) y Víctor Valdés (387 PJ), que sin embargo no llegaron a defender -que se sepa- la camiseta del Gavà en categorías inferiores.

No hay comentarios:

script src='http://ajax.googleapis.com/ajax/libs/jquery/1.7.1/jquery.min.js' type='text/javascript'/>