.

.

miércoles, 13 de marzo de 2013

Gavà - Europa, el "partido" más largo

El Gavà - Europa del pasado domingo aún colea. No solo por la criticada actuación arbitral de Molina Fernández, sino que la polémica se trasladó a la sala de prensa, donde las declaraciones de Albert Poch acerca del juego del Europa no cayeron demasiado bien en el seno del club graciense, con su entrenador Pedro Dolera a la cabeza.

Cabe remontarse a abril del 2011 para encontrar el primer y único precedente del Gavà con Molina Fernández. Como el domingo, en aquella ocasión el colegiado también se erigió como protagonista, señalando una inexistente falta de Vivó que originaría el 1-0 para la Montañesa (resultado que sería definitivo), perdonando la expulsión a Villegas en un puñetazo sobre Dani Iglesias, y a su vez dejando al Gavà con 10 por entender que Pere Olivé se había dejado caer dentro del área. El partido acabó con 4 jugadores del Gavà amonestados por protestar, y con el segundo entrenador Villena abroncando al árbitro al descanso y a la finalización del encuentro (crónica).

Con semejante carta de presentación, y muy malas referencias de sus actuaciones en Castelldefels y Vilanova en su currículum, Molina Fernández volvía a pitar un partido del Gavà este domingo, con el resultado que ya todos conocemos. Seguramente no sería demasiado aventurado aseverar que, deliberadamente o no, en su criterio -no solo en el de las jugadas clave, sinó también en las "pequeñas cosas" que no suelen salir en un resumen- influyeron ciertas "cuentas pendientes" de dos años atrás.

"Curiosamente" la temporada pasada el Gavà se impuso en campo del Europa por 1-2, en un partido en el que Pedro Dólera fue expulsado por reiteradas protestas y en el que apuntó directamente al árbitro como causante de la derrota de su equipo, que acabó con 9 y al que le fueron señalados dos penaltis en contra (video del partido y rueda de prensa). En aquella ocasión el árbitro Congost Larrosa denunció en el acta haber sido increpado e insultado por el presidente del Europa (quien lo negaría), que le habría amenazado con elevar sus quejas al presidente del comité técnico de árbitros (ver noticia).

Foto: Pere Puntí
Tras el partido de este domingo, Albert Poch declaró en rueda de prensa que: "Li hem pintat la cara a l'Europa en futbol, per que ells no juguen a futbol, juguen a una altra cosa que també és futbol" (una frase un tanto enrevesada, la verdad). "Hem perdut per què hi ha hagut un senyor que s'ha equivocat excessivament excessives vegades en contra nostra i ja està" i "els árbitres no han jugat mai a futbol el que provoca situacions que no son justes i avui ens ha tocat a nosaltres" (video del partido y posterior rueda de prensa)

Estas declaraciones no gustaron en absoluto al técnico graciense, que en declaraciones a Cristina Álvarez en "L'Observatori en Joc" del Esports en Xarxa:


...se expresó de la siguiente forma: "Jo no ho faria mai, ell s'ha de dedicar al seu equip, és una falta de respecte" "A mi, a l'equip, i a la directiva no ens ha caigut gens bé""No entenc a qué va això, suposo que és una escalfada després del partit". Sobre el árbitro Pedro Dólera no reconocía ningún error del colegiado, pero sí que de haberle pitado a él la mano que originó el 1-2, se habría quejado.

Pedro Dólera. Foto: http://images.ara.cat

Ayer, último capítulo del desencuentro, con entrevista de Albert Poch en el programa "Històrics Barcelona", en la cuál se mostraba sorprendido porque sus palabras hubieran tenido ese (mal) calado en el seno graciense:


Albert Poch se comprometía en la misma a pedir disculpas si había molestado a alguien con sus palabras en rueda de prensa. Esperemos, tal y como desea el técnico gavanense que este haya sido efectivamente el último capítulo de una desagradable historia de la que ya nada positivo puede extraerse.

No hay comentarios: