.

.

martes, 17 de marzo de 2015

Los Salvadores del futbolcat

No es un tema sencillo, por los matices y complejidades que caracterizan cada club, pero a lo largo de los años hemos visto desfilar por el futbol catalán demasiados "Salvadores" que han derivado en tragedia para los clubes.

A veces de forma más notoria, otras pasando casi inadvertidos, el "Salvador" acostumbra a seguir un modus operandi parecido. Una vez encontrado el objetivo, "el Salvador" se dirige al presidente o propietario de turno planteándole cómo el club y/o ellos van a sacar tajada de un negocio fascinante. En esta primera etapa es importante mostrar una ostentosa capacidad económica y sobretodo prometer que es sólo el principio. Si hay que hacer algún desembolso inicial, se hace. Pero sin pasarse, que luego hay que recuperarlo.

Una vez convencido el presidente y los empleados que sean menester, cuando la gente del club ya habla bien de ti, es el momento de anunciar en sociedad el nuevo proyecto que tienes entre manos, y aquí por favor que no falte el "es un proyecto que en 3-4 años nos llevará a 2ªDivisión". Esto es básico, nada de proponer trabajo o empezar la casa por los cimientos, no. Ascensos. Qué aficionado no caerá rendido a los pies del nuevo Mesías? Pues unos cuantos, pero a esos no hay que hacerles caso, es que no quieren al club.

Hasta aquí es importante haber puesto el mínimo dinero posible de tu bolsillo haciendo creer que sí lo has hecho, porque ahora llega la tercera fase. Puede ser transcurridos unos meses, o unos años si te has podido beneficiar de algo, que hoy en día tal y como está el futbol regional, no es sencillo. Tarde o temprano es importante tener un par de frases memorizadas: "la afición no ha respaldado el proyecto lo suficiente" y "las instituciones no han dado el apoyo que necesitaba el club". Lo importante es que alguien le ha dado la espalda al club, nada que ver con la altruista entrega de "el Salvador", que seguro que ha invertido mucho "tiempo y dinero".

Y todo esto viene a colación a raiz de la rueda de prensa de David Pirri, entrenador del próximo rival del Gavà, tras el partido frente al Vilassar y que nos trae La Voz del Socio del Terrassa:




La situación es complicada de analizar desde fuera y viene de muy lejos, pero pondremos el contador a cero en 2009, cuando Terrassa y Gavà caminaron juntos hacia la 3ªDivisión. Aquel año el Terrassa, que ya estaba en una situación delicada, veía como un juez cedía sus derechos federativos a la empresa TFC Sports SL, formada por el representante de jugadores Manel Ferrer, y los empresarios Kiko Sánchez y Jesús Fernández, que ya habían estado ligados al club previamente.

Foto: Sport

En octubre de 2009 el expresidente Kiko Sánchez era el primero en saltar, alegando que se sentía engañado por su socio Manel Ferrer y que el Terrassa no podía ser un negocio. Poco después se marchaban varios miembros de la junta directiva, por los mismos motivos. Pese a las posibilidades económicas que se les suponían a los rectores del club, los jugadores no cobraban, y acabaron encerrándose en el estadio y Manel Ferrer abandonando el club.

El equipo, por el que desfilaron hasta 50 jugadores de las procedencias más diversas (argentinos, camerunes, guineanos, senegaleses, franceses...) acabó jugando con los chavales del juvenil, sin poder evitar un cantado descenso a 3ªDivisión.

Jesús Fernández tomó la dirección del club y año tras año decía haber confeccionado un proyecto para recuperar la 2ªB, siempre sin éxito. Rompió el ligazón del Terrassa con el Jàbac Terrassa, una de las entidades de futbol base con mayor reconomiento en Catalunya, y creó un futbol base propio. Jesús Fernández pretendía generar así recursos económicos que invertir en el primer equipo, por ello no le interesaba mantener el acuerdo de filiación con el Jàbac Terrassa, pese a que ello le supusiera empezar una cantera de cero. Para recibir las subvenciones del Ayuntamiento se creó el club "Futbol Base Terrassa" (una SAE no podía recibirlas), y así poder redirigir el dinero al primer equipo.

Hoy en día sólo un cadete del Futbol Base Terrassa milita en una categoría decente (Preferente), y hasta ese propio futbol base, presidido aún por la exmujer de Jesús Fernández está enfrentado con el propietario del club, al que acusen de meter mano en la caja del fútbol base para cuestiones particulares.

Este año Jesús Fernández decía estar cansado y deseaba vender al club. Aparecieron varios compradores, uno de ellos "Chuma" Peralta, exdirectivo de Osasuna que llegó a actuar como presidente del Terrassa pese a que su reciente ingreso en prisión (de la que acaba de salir tras una semana) por el caso de los supuestos amaños de partidos descubrió que el club seguía siendo propiedad de Jesús Fernández, ya que el CSD no había autorizado la venta del club.

Y así, con muchísimas intrahistorias y asuntos oscuros más que quedan en el tintero, llegamos a la rueda de prensa de David Pirri el pasado domingo. Con los trabajadores sin cobrar, jugadores de fuera sin el alojamiento prometido, la afición haciendo colectas para que los jugadores cobren algo, y con el técnico comprando de su bolsillo hasta el agua del árbitro. Una situación que tampoco creáis que es tan atípica. 

De momento los jugadores del Terrassa no se presentarán al amistoso que debía celebrarse frente a una selección Sub-23 de Japón, pero sí está previsto que disputen el partido del domingo en La Bóbila con normalidad, aunque ya han avisado que si siguen sin cobrar se marcharán. En Gavà, pese a los 5-6 meses que se les adeudaban a los jugadores la temporada pasada, hubo la suerte de que los jugadores no dijeron basta y siguieron jugando hasta el final, logrando la permanencia. Un par de partidos sin presentarse hubieran bastado para dejar al socio en la estacada y al club en 1ªCatalana, pero no lo hicieron pese a que no se cumplió con ellos. Aún hoy se les debe dinero.

El del Terrassa no es un caso aislado, ni mucho menos. Hay muchos "Salvadores".

Aunque siendo situaciones diferentes, quién no recuerda al Palamós de Piterman, el caprichoso millonario presidente/entrenador. Aún puede decirse que pese al descenso a 3ªDivisión la entidad de la Costa Brava salió bien parada -quizá no su imagen- antes de su marcha rumbo a Racing y Alavés. 

Mucho peor fue el caso "Miapuesta". En 2006 Enric Flix aterrizaba en el histórico Figueres, "inundándolo" de patrocinios de su propia empresa de apuestas y vinculadas, y sólo un año después acababa con 88 años de historia llevándose la plaza federativa a Castelldefels, y obligando al Figueres a refundarse en 3ªRegional. Tampoco en Castelldefels le funcionó el "negocio", y un año después "regalaba" la plaza -ahora ya en 3ª- al Vilajuïga. Actualmente colabora con el Llagostera.

Enric Flix con un conocido directivo del FC Barcelona. Foto: Diari de Girona.

En Mataró la cosa empezó a torcerse cuando, estando en 2ªB, una empresa de representación trajo 6 brasileños que iban a llevar al equipo a lo más alto (presuntamente internacionales en categorías inferiores, compañeros de Ronaldinho, etc). A uno, Rafael, lo echaron antes de empezar la temporada, otro, Rogerinho, nunca consiguió el transfer. El equipo bajó a 3ªDivisión, comenzando un descenso a los infiernos que años después le llevó incluso a retirarse de la competición mediada la temporada 10/11

No puedo resistirme a explicar un par de casos que leí recientemente en el libro "De la Plaça Nova a Segona B" del periodista Joan Ferran, que conmemora el centenario del CE Premià. Manel Ferrer y Enric Flix, eran empresarios de reconocido prestigio, pero en Premià el protagonismo se lo llevaron personajes de dominio público. En 1993 fue Robert Archibald, el exjugador del FC Barcelona, el que protagonizó un desembarco frustrado. Él se ofrecía para ser jugador, manager general y traer la empresa Pepsi como sponsor, pero al final ni lo primero (no podían jugar extranjeros en 2ªB), ni lo segundo, ni lo tercero, pues Pepsi nunca firmó el patrocinio. El Premià se quedó sin el dinero y acabó bajando a 3ºDivisión.

Jaume Llauradó aterrizó en el club en 1998 con la idea de convertir al Premià en S.A.E (Sociedad Anónima Deportiva), hablando de grandes inversiones y proyectos para el club. Se hablaba de una gran inyección de capital, se hicieron fichajes de postín y tan sólo unas jornadas después, ni había capital, ni inversores, ni SAE, pues Jaume Llauradó y quienes debían invertir en el club se echaron atrás. El Premià tuvo que cuadrar el presupuesto despidiendo jugadores. Según se especula en el libro la intención real era la de construir un aparcamiento bajo el campo...y no le debió de funcionar como esperaba.

"El Salvador" de la Grama. Foto: Sport.

Y dejamos para el final "la madre de todos los Salvadores", el "caso Thompson", un "sueco" que debía llenar a la Grama de inversores, técnicos y jugadores del máximo nivel profesional, y cuya historia hizo correr ríos de tinta y lágrimas no hace tanto tiempo. Al final, tras engañar a club, afición y jugadores, se descubrió que hasta su origen escandinavo era mentira. Una historia tragicómica que tenéis perfectamente relatada en tercera.cat, con sus correspondientes capítulos. Sin desperdicio:


Valorando todo este historial (en el que faltan muchos casos) sería lógico concluir que si tenéis algún poder de decisión en vuestro club, pensadlo muy bien antes de poner un "Salvador" en su vida.


2 comentarios:

tonigarcia dijo...

Lo del Terrassa es preocupante por que no tiene directivos ni presidente solo gente del club de toda la vida y es facil que llegue alguien y la lie un poco mas,de todas maneras los jugadores solo llevan 15 dias de retraso en el cobro,hace un tiempo teoricamente se podria sobrellevar este retraso pero ahora con los sueldos que se dan solo falta que no cobres para tener que poner dinero encima.

Soci 68 dijo...

Gran artículo Havoc, aviso para navegantes.
Cuando veas las barbas de tu vecino...

script src='http://ajax.googleapis.com/ajax/libs/jquery/1.7.1/jquery.min.js' type='text/javascript'/>